Llámanos: 96 622 55 53
|
Campus inglés
Campus especialidades
Prueba de nivel

Blog

¿Papel o pantalla? ¿Está el tesauro de toda la vida en vías de extinción?
22 abril · Noticias

¿Papel o pantalla? ¿Está el tesauro de toda la vida en vías de extinción?

Como traductora con más de diez años de experiencia que lleva más de medio vida estudiando idiomas, he podido experimentar de primera mano la transición del aprendizaje e investigación de los idiomas con la ayuda de diccionarios y tesauros que pesan un quintal, que se podrían usar para construir una casa, al uso de diccionarios, glosarios, wikis u otras herramientas electrónicas accesibles con tan solo un par de toques en la pantalla de un dispositivo que nos cabe en la palma de la mano.

Ahora, la pregunta es ¿este cambio representa una mejoría para los lingüistas y traductores, o ha sido una evolución a algo peor? La respuesta no es tan sencilla – no tan blanco y negro como nos gustaría que fuera.

Desde el punto de vista de una traductora, la respuesta a primera vista parece ser más clara que el agua. Se han dejado atrás los días cuando se tenía que pasar horas y horas en la biblioteca buscando la información necesaria para producir una traducción fiel y de alta calidad.

Adiós a los dolores de espalda causados por el peso de los diccionarios en papel que, si tenías suerte, contenían el término que buscabas.

Actualmente, hay un sinfín de páginas web que nos hacen el trabajo mucho más fácil, desde diccionarios online como Wordreference Merriam Webster, hasta Wikipedia que sirve para buscar concordancias, Proz que contiene trucos y glosarios muy útiles para profesionales de este sector y, por supuesto, Google, donde hay miles y miles de páginas en las que se puede encontrar tanto texto como imágenes que pueden facilitar la tarea de la traducción.

Sin embargo, hay que usar internet con cabeza y no fiarse directamente de la primera entrada que se encuentra. La comparación y verificación aquí es imprescindible para asegurar un resultado final más que satisfactorio, y aunque parezca que esté todo en la red, a veces sí que hay que recurrir a los viejos amigos de papel, que pueden sorprenderte y darte la respuesta que llevas valiosos minutos de tu tiempo buscando en la pantalla.

Mirándolo a través de los ojos de una profesora de idiomas, internet es a la vez una joya y una maldición, tanto para los docentes como para sus alumnos y alumnas.

El lado bueno es que tienes los diccionarios en todos los idiomas que te puedes imaginar con un icono de altavoz que puedes pinchar para escuchar la pronunciación, algo inimaginable hace diez o quince años para la mayoría de la gente. Esto facilita mucho el proceso de aprendizaje, sobre todo del inglés, que ya sabéis, no tiene ni pies ni cabeza en cuanto a la relación entre su escritura y su pronunciación.

No obstante, por cada página estupenda que puedas ver, existen al menos dos no tan fantásticas (por no decir malas). Hay que llevar cuidado, sobre todo con los traductores automáticos; no niego que ciertas páginas hayan mejorado mucho en los últimos años, pero al fin y al cabo no son personas, no saben pensar y buscar un contexto, con lo cual una traducción fiel al 100% no se puede garantizar. Y, ¡ojo!, los profesores y profesoras somos más listos de lo que pensáis y un texto escrito con el Google Translate canta desde la primera frase. Ahora sí, si tienes un texto en chino y necesitas una idea aproximada de lo que pone, genial, ¡adelante!

A la hora de viajar, lo mejor es siempre un diccionario de bolsillo. Mientras que no quieras saber cómo decir palabras muy exóticas o expresar ideas muy estrafalarias, puede sacarte de un apuro o dos cuando estás en la puerta del refugio de la montaña sin cobertura o batería, o en la comisaria denunciando el robo de tu móvil (vamos, ¿quién en sus cabales quiere robar un diccionario de bolsillo?).

En definitiva, al igual que en una dieta equilibrada, una combinación de todo un poco es lo mejor, no olvidando usar el mejor diccionario que no se puede comprar en ninguna librería – nuestro cerebro.

Diccionarios recomendados:

Inglés monolingüe:

http://www.merriam-webster.com – Que además cuenta con un tesauro y diccionario médico.

http://www.collinsdictionary.com – Donde se puede escuchar la pronunciación británica y americana de las entradas. En la misma página también hay un tesauro y diccionarios bilingües – español-inglés, italiano-inglés, francés-inglés y alemán-inglés y a la inversa.

http://www.oed.com – Por desgracia el diccionario Oxford, el diccionario más completo de la lengua inglesa está únicamente disponible pagando una suscripción bastante elevada, aunque existe la posibilidad de registrarse en la página y probarlo durante un mes si eres bibliotecario o perteneces a una organización oficial de investigación…

Castellano monolingüe (ya que la lengua materna también hay que cuidarla):

http://www.rae.es – Diccionario de la Real Academia Española

Diccionarios bilingües:

http://www.wordreference.com – Diccionario online de varias combinaciones de idiomas que además cuenta con un foro donde se puede encontrar respuestas a preguntas muy comunes sobre los idiomas.

de.pons.com / dict.leo.org – Dos páginas para estudiantes de alemán, también con varias combinaciones de idiomas.

Post escrito por Kirsty C. Olivant para English World Center.

Etiquetas